Las Soluciones Para Vivienda Asequible De New Haven Parte Del Debate Estatal Sobre Zonificación

Apr 15, 2021

Read in English

La Comisión para Vivienda Asequible de New Haven adoptó un plan en el 2019 que propuso soluciones locales y regionales a la falta de viviendas asequibles. Actualmente sus residentes se encuentran en medio de un debate entre funcionarios locales y estatales acerca de la reforma de zonificación propuesta.

Kevin McCarthy, el copresidente del equipo de gestión comunitaria de East Rock ha vivido en New Haven por más de 30 años. El ha visto a la ciudad proponer soluciones como subsidios y sanciones a los propietarios para aumentar las viviendas asequibles.

Pero muchos residentes todavía se ven agobiados por alquileres que cuestan un tercio de sus salarios — a menudo mucho más.

“New Haven es en realidad dos ciudades. Es una ciudad maravillosa si usted se encuentra bien financieramente o si está asociado con Yale. También es una ciudad en donde hay mucha pobreza,” manifestó McCarthy.

McCarthy dijo que en los últimos años la ciudad ha tenido un crecimiento inmobiliario. Pero la mayoría de las unidades construidas están a precio de mercado.

“Cuando vienen inmobiliarias, una de las preguntas que se les hace habitualmente es si van a tener alguna vivienda asequible y la respuesta es casi universalmente 'no,'” dijo McCarthy.

McCarthy dijo que las viviendas que se construyen no son asequibles para alguien de clase trabajadora.

“Si usted es una persona soltera con un trabajo de salario mínimo, usted puede pagar una renta de alrededor de 600 dólares al mes. Lugares así no existen en New Haven,” dijo McCarthy.

Dos años atrás la Comisión de Vivienda Asequible de la ciudad publicó una lista de 44 recomendaciones. Entre ellas: Expandir las leyes de zonificación para permitir nuevas clases de vivienda como casas de huéspedes y construcciones accesorias — McCarthy les llama pisos de abuelitas, y aplicar sanciones a los propietarios que no mantengan las normas de calidad de las viviendas.

Karen Dubois-Walton, la presidenta del Departamento de Vivienda de New Haven y miembro de la Comisión, dijo que la idea es darles a las personas la vivienda de su elección.

“Nuestro propósito es el que, cuando usted maneje por nuestras comunidades, las residencias no resalten como que ahí debe ser donde vive la gente pobre, sino que construyamos residencias de alta calidad en donde las familias se sientan valoradas cuando vivan ahí,” dijo Dubois-Walton

Dubois-Walton mencionó que solamente el 30% de las viviendas en New Haven califican como asequibles. Eso todavía esta bien para Connecticut — el estado ha tenido por años algunas de las viviendas menos asequibles del país, especialmente para inquilinos.

“Es mucho mas de lo que se encuentra en cualquiera de los pueblos de los alrededores y es un patrón muy similar al que se encontrará al visitar Hartford o Bridgeport. Las ciudades tienen la mayor parte de viviendas asequibles concentradas en un pequeño número de vecindarios y los pueblos de los alrededores realmente ofrecen muy poco en términos de oportunidades para familias,” dijo Dubois-Walton.

Para solucionar esto, la Comisión de Vivienda hizo una recomendación que ha resultado controversial – modificar las leyes estatales de zonificación para sancionar a las ciudades con menos de un 10% de viviendas asequibles.

Un proyecto de ley para hacer justo eso fue el entro de una audiencia maratónica de Zoom en marzo que duró casi 24 horas – dejando claro que hay mucho desacuerdo sobre el tema. Un total de 340 personas se inscribieron para testificar en la reunión de Planificación y Desarrollo acerca del proyecto de ley 1024 del senado.

Opositores atacaron especialmente una propuesta que permitiría a las inmobiliarias construir viviendas multifamiliares en pueblos pequeños, sin pasar por el proceso habitual de audiencia pública.

En la audiencia, el residente de Westport Laurence Tereno dijo que el permitir que inmobiliarias exteriores construyan sin consultar a los residentes locales sería una abdicación de los principios democráticos.

“Ninguno de nuestros residentes se oponen a viviendas asequibles, pero el abarrotar numerosos edificios de apartamentos en una zona residencial muy pequeña es sencillamente contraproducente y peligroso… En muchos casos lo único que se está creando es una ganancia económica para las inmobiliarias sin ninguna vivienda asequible en realidad,” dijo Tereno.

Algunos de los miembros de la Comisión también se mostraron escépticos. Entre ellos el representante estatal Doug Dubitsky, un republicano de Chaplin, un pueblo de apenas 2.300 habitantes al noreste de Connecticut, una zona conocida como el Rincón Tranquilo (Quiet Corner).

"¿Por qué forzar a un pueblo como el mío a permitir edificios de apartamentos de cuatro unidades en una zona familiar? - ¿Cómo podría eso animar a la gente de color a mudarse a mi ciudad, que lleva años perdiendo gente?" manifestó Dubitsky.

Jonathan Wharton, profesor de Southern Connecticut State University, ejerció como comisionado de planificación de la ciudad de New Haven hasta marzo de 2020. El le dijo a WSHU que puede generar conflictos cuando las ciudades tratan de influir en las leyes regionales de zonificación.

“Bueno, tengo mis dudas,” dijo. “Muchas de estas decisiones se toman a nivel de condados en otros estados, y al crear lo que se está sugiriendo, es fácil el confundirse, el sugerir que estas otras ciudades se van a unir de forma estatal a favor de New Haven.”

Wharton admite que no es ningún secreto que las leyes de zonificación del estado están atrasadas. Pero dice que lo que funciona para una jurisdicción puede que no funcione para otra. La vivienda no tiene una solución única.

“Las municipalidades han tenido que encontrar formas de cumplimiento para estar seguras de tener algún tipo de opciones de viviendas asequibles. Pero también sabemos que las municipalidades han presentado cierta resistencia y han encontrado formas de circunvenir las directivas diciendo, bueno, vamos a dar un cupón en su lugar, o haremos que la gente vaya a este otro pueblo en su lugar,” mencionó Wharton.

Wharton dijo que los funcionarios locales deben de tratar de comunicar a los residentes las políticas que puedan funcionar. New Haven no puede resolver la necesidad de vivienda asequible por su cuenta, pero Wharton teme que un intento de introducir una legislación para reformar la zonificación a nivel estatal podría generar demandas.

“No estoy sugiriendo que un gobierno estatal no pueda resolver este problema. Creo que un gobierno estatal puede ser útil como mediador entre ciudades. Pero creo que utilizar el estado de derecho para imponer y presionar va a enviar la señal equivocada y podría generar una reacción negativa de los gobiernos locales, y ese es mi mayor temor,” dijo Wharton.

Wharton dijo que una solución podría ser los proyectos de “vivienda vacacional.” Se trata de viviendas para maestros, policías y bomberos, a demás de viviendas basadas en ingresos. Ejemplos pueden observarse en Jersey City y Newark.

Y otro – llamado Teacher’s Village (La Villa de los Maestros) – se inauguró en Hartford, Connecticut en 2019 – con 60 unidades de distintos precios en incluso espacios de trabajo para profesores.

Traducido por Ana Kestler