En Connecticut, Funcionarios Consideran Ayuda Privada Para Las Escuelas Públicas

Jun 8, 2021

Read in English

A medida que el Condado de Fairfield emerge de la pandemia, existe la preocupación de que la disparidad de rendimiento en la educación pública haya aumentado.

Aunque los distritos escolares públicos recibirán un total de más de mil millones de dólares en ayuda del gobierno federal para la pandemia, no es probable que esto elimine la disparidad.

En 2019 se puso en marcha una colaboración pública-privada a gran escala con la fundación familiar del multimillonario de fondos de inversión especulativos Ray Dalio. No tuvo éxito. Sin embargo, las colaboraciones a pequeña escala han funcionado.

El gobernador Ned Lamont se mostró entusiasmado cuando inauguró la Alianza para la Educación de Connecticut en el gimnasio repleto del Bachillerato de East Hartford.

“La fundación Dalio va a aportar $100 millones de dólares para asegurarse que tengan la mejor educación posible,” dijo Lamont. “Su educación es la mejor posible. Nosotros educamos a la persona en su totalidad. Amamos a los estudiantes.”

Connecticut iba a igualar la donación de Dalio a lo largo de 5 años y trabajar para recaudar otros $100 millones de dólares de otros grupos filantrópicos, pero la alianza apenas se había puesto en marcha cuando se desmoronó el primer año. Un Lamont decepcionado, que se había proclamado el gobernador de educación de Connecticut hizo el anuncio.

“Yo vine aquí para hacer este trabajo, realmente quería ser el gobernador de educación. Pensé que era lo más importante que podía hacer en términos del futuro de nuestro estado, el futuro de muchos niños. Algunos de los cuales se estaban quedando atrás,” dijo Lamont.

Esta asociación de corta duración tuvo un lado positivo que resultó útil en los primeros días de la pandemia. La alianza proporcionó 60.000 computadoras portátiles para niños que, de otra forma, no hubieran tenido acceso a la educación.

El representante estatal Vincent Candelora, líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes y algunos otros legisladores se habían opuesto a la alianza. Candelora dijo que el problema era un choque de culturas entre los sectores público y privado.

“Creo que en general, la preocupación que yo tenía con respecto a la forma en que estaba estructurada, es que creamos una especie de agencia cuasi pública y la eximimos de la ley de libertad de información, así que pudo operar en secreto, a pesar de que funcionarios públicos estaban sirviendo en esa junta,” dijo Candelora.

La preocupación principal, dijo Candelora, era el hecho de que $100 millones de dólares en fondos públicos iban a ser potencialmente administrados por una entidad privada.

“Y usted sabe que con eso, las mismas reglas simplemente no se aplican al gobierno como a las empresas privadas. Yo pienso que prácticamente se desmoronó debido a ello,” expresó Candelora.

Sin embargo, Candelora dijo que no todas las asociaciones público-privadas carecen de transparencia pública. Declaró que hay algunas historias de éxito como la autoridad aeroportuaria e incluso en educación.

“Creo que podríamos señalar a las escuelas autónomas e incluso a la fundación Dalio, en el área de Stamford-Norwalk en particular e incluso en New Haven tenemos varias escuelas autónomas que son financiadas en parte por fondos privados, brindando servicios educativos a adolescentes,” expresó.

Fred McKinney es el catedrático de la Facultad Carlton Highsmith de innovación y emprendimiento de la Universidad de Quinnipiac.

“Es irónico que sea su gran riqueza la que permita a los filántropos estar en posición de donar cantidades significativas de dinero'', dijo McKinney.

McKinney cree que la educación pública se financiaría de manera más equitativa si los ricos pagaran más impuestos.

“Ese mismo sistema que creó esa riqueza también creó la pobreza que esos filántropos, filántropos empresariales están tratando de abordar,” dijo McKinney. “Entonces creo que en este país tenemos que llegar a la conclusión de que tenemos que enfrentar esto.”

McKinney reconoció que la Alianza de Connecticut proporcionó 60.000 computadoras personales a estudiantes provenientes de comunidades menos favorecidas que de otra forma no hubieran estado disponibles para dichos estudiantes durante la pandemia.

Este año, demócratas progresistas propusieron aumentar los impuestos a los ricos, pero no contaron con el apoyo de Lamont y estas propuestas murieron durante las negociaciones presupuestarias con el gobernador.

Patrice McCarthy trabaja en la asociación de Juntas Educativas de Connecticut y cree que los filántropos ricos tienen una función. Ella dijo que la escala de la alianza de la Fundación Dalio con Connecticut probablemente fue el problema. McCarthy expresó que durante años la fundación ha tenido mucho éxito trabajando individualmente con escuelas.

“Por ejemplo, un distrito escolar puede trabajar directamente con una fundación como la Fundación Dalio e identificar objetivos específicos que pueden representar una contribución significativa para el distrito escolar'', dijo McCarthy.

Dijo que no hay que menospreciar la capacidad de la fundación para obtener computadoras personales y Wi-Fi gratuito a miles de estudiantes en todo el estado durante el cierre.

“La Fundación Dalio financió una cantidad significativa de computadoras portátiles que eran necesarias para asegurarse que cuando los estudiantes tuvieran que participar en aprendizaje a distancia, tuvieran disponibles en sus hogares los medios para hacerlo'', expresó Dalio.

La ciudad de Norwalk se asoció con la fundación en 2020 para brindar acceso a internet de banda ancha a todos los niños en edad escolar. Dalio otorgó una subvención de $315.000 y la “Be Foundation '' dió $50.000. La ciudad de Norwalk contribuyó con $150.000.

El alcalde de Norwalk Harry Rilling dijo que fue de vital importancia para miles de familias de niños en escuelas públicas que no tenían un servicio de internet confiable y de alta calidad en el hogar. El dijo que la ciudad también capacitó a las familias para navegar por internet.

“Es posible que necesiten ayuda para encontrar una buena cobertura médica, Tal vez necesiten ayuda para encontrar buena información sobre nutrición, o pueden necesitar alimentos. Tal vez necesiten algún tipo de ayuda para sus hijos, que ahora pueden enterarse que está disponible para ellos,” dijo Rilling. Además La Fundación de la Familia Per y Astrid Heidenriech, y la Fundación de la Familia Ritter proporcionaron una subvención de $125.000 cada una para pagar por los navegadores familiares.

Un grupo empresarial filantrópico que incluye Bank of America, First County Bank, Lapine Associates, Pitney Bowes, Synchrony, Tudor Foundation y Xerox está financiando organizaciones educacionales sin fines de lucro en el condado de Fairfield.

McCarthy dijo que aunque los datos cuantificables no van a estar disponibles hasta el otoño, está segura que los estudiantes se habrían retrasado aún mas sin el apoyo.

“Estos recursos le han ayudado al distrito a proporcionarle apoyo a los estudiantes y mantener su interés y a hacer un gran esfuerzo para reducir la disparidad en el rendimiento,” manifestó McCarthy.

Mientras tanto la Fundación Dalio seguirá colaborando con el distrito escolar de East Hartford. El financiamiento le ayudará a East Hartford a ofrecer un programa de tutoría individualizado para estudiantes.

Traducido por Ana Kestler